cortenaranja

El Blog de Naranjas Vita

las rananjas frente a la diabetesLa diabetes es una enfermedad bastante extendida en estos días. Una afección crónica que impide que la persona que la padece procese toda la insulina que requiere el organismo. Como principal consecuencia, la glucosa de los alimentos ingeridos no pasa a los tejidos ni a los órganos. Por este motivo, la alimentación de una persona que sufre de diabetes tiene que ser muy cuidadosa, descartando por completo determinados alimentos y centrándose en aquellos productos que directamente le repercutan de una forma beneficiosa. Las frutas tienen un papel muy importante en cualquier tipo de alimentación, y para los diabéticos, las naranjas son unas de las principales recomendaciones.

Si la naranja es una fruta que se considera dulce, ¿por qué motivo se recomienda para los diabéticos? La respuesta se encuentra en el bajo índice glucémico que posee esta fruta, con un IG de 35. Conocer el índice glucémico de cada alimento es muy importante para cualquier persona diabética, ya que indica en que grado el alimento consumido, y dependiendo de su IG, eleva la cantidad de glucosa en sangre. Por lo tanto, las naranjas son unas frutas que están dentro de unos valores más que razonables.

Los diabéticos tienen que seguir una serie de pautas o indicaciones a la hora de ingerir los alimentos, como no abusar de ningún producto, realizar comidas poco copiosas o comer alimentos poco procesados. ¿Cuál es la mejor manera de hacerlo con una naranja? Comerse una naranja en gajos es mejor que hacerlo en forma de jugo o de zumo. Una pieza al día entra dentro de la alimentación idónea para una persona con diabetes. Respecto a la hora de la ingesta, es preferible disfrutar de su sabor durante la mañana o a primera horas de la tarde.

El consumo de la naranja en forma de gajos también conlleva una serie de beneficios para los diabéticos. El primero de ellos, se encuentra en el alto contenido en fibra que tienen los gajos de las naranjas. La fibra mejora el tránsito intestinal y favorece el correcto funcionamiento del organismo. Un aliado que repercute de forma positiva en la cuidadosa alimentación de los diabéticos. No hay obviar, como segundo punto beneficioso, el alto contenido que tiene una naranja en vitamina C, minerales y distintos nutrientes indispensables en cualquier alimentación que se considere sana. Una inyección cargada de antioxidantes que mejora la regeneración celular y consigue que el organismo trabaje de una forma más eficiente.