cortenaranja

El Blog de Naranjas Vita

otros usos de la naranjaTodos conocemos, sin la menor duda, que la naranja es un buen aliado y una herramienta indispensable contra la lucha de cualquier constipado. Tal cuestión la tenemos muy clara y presente. Queremos dar un paso más allá y hablar de otros beneficios y usos infrecuentes de las naranjas. Sin más preámbulo nos introducimos en el meollo de la cuestión.

Comenzemos por la piel de la naranja. La mayoría de las personas no damos la importancia que realmente tiene la cáscara de la naranja y nos desprendemos de ella con absoluta facilidad. Bien, por tanto, recomiendo guardarla y emplearla en multitud de casos como los que propongo a continuación.

Limpieza de acero inoxidable:
Para conseguir una absoluta limpieza de nuestro fregadero y así obtener un brillo espectacular tendremos que frotar enérgicamente con la parte externa de la piel. Ideal para evitar los malos olores.

Repelente de mosquitos:
Ahora que acabamos de entrar en época veraniega y seguro que seremos atacados por los incordiosos mosquitos nos será de gran utilidad la cáscara como un magnífico repelente. Colgaremos las tiras alargadas de la piel en el espacio en que nos hallemos. ¡Funciona la mar de bien!

Desodorante de calzado:
Para evitar malos tragos e ir siempre sin ningún olor en zapatillas o zapatos, pues nada mejor que al llegar la noche introducir la piel de naranja en nuestro calzado y por tanto estás se encargaran de ir absorbiendo los malos olores. Las retiráremos por la mañana.

Expulsar los malos olores de la nevera:
Colocaremos sal en una de las partes de la cáscara de la naranja y lo introduciremos en el frigorífico. Irá absorbiendo los olores indeseables.

Pero al margen de la piel, aún podemos encontrar otros usos para la naranjas:

Antiarrugas:
Perfecta para combatir las arrugas, ya que la naranja mantendrá nuestra piel hidratada. Podremos ingerir el zumo y además usaremos la pulpa en el lugar preciso. La dejaremos de 10 a 15 minutos.

Acondicionador del cabello:
El presente fruto lo podremos emplear como acondicionador después de una buena ducha. Disolveremos el zumo de la naranja en un poco de agua y luego nos lo aplicaremos por distintas zonas del pelo.

De eficacia probada para los siguientes casos:
Calma los nervios, el estrés y la depresión, problemas de obesidad, ayuda al sistema digestivo, problemas del sistema urinario.

Vistos algunos de los usos de la naranjas, desde aquí solo nos queda animaros a su consumo.