cortenaranja

El Blog de Naranjas Vita

comer fruta no engordaEs cierto que, a día de hoy, aún no se tiene del todo claro si verdaderamente las frutas engordan. Algunos indican que comerlas en ciertas horas, como después de comer, engordan, pero en realidad son solo mitos, de los que algunas personas se hacen eco.

Numerosas investigaciones han demostrado que aquellas personas que toman frutas tienden a bajar de peso, y poseen un nivel de masa corporal inferior, incluso, al de los vegetarianos. Los especialistas explican este hecho en base a que las personas que comen una gran cantidad de frutas la escogen como postre, y no otros productos con abundantes calorías, mientras que los vegetarianos, por su parte, suelen consumir postres con muchas calorías después de la comida principal.

Por tanto, conviene recordar que las frutas van aportar las mismas calorías en cualquier hora del día. Algunos dietistas, incluso, recomiendan comer alguna fruta antes de la comida para saciarnos antes e ingerir menos alimentos. Es por ello que ingerir frutas es muy sano, puesto que aportan un gran número de minerales, vitaminas y fibra soluble, ayudando a reducir el índice de colesterol, y siendo muy útil para evitar el estreñimiento.

Entre las frutas bajas en calorías y con grandes propiedades saludables se encuentran las naranjas. Gracias a que contienen un elevado nivel de agua, disminuyen más el apetito que otras frutas que tienen un bajo contenido en agua. Además, las naranjas poseen una buena cantidad de vitamina A que, entre otros beneficios, ayuda a prevenir el sobrepeso. Asimismo, como todos sabemos, también son ricas en vitamina C, que también cuenta con múltiples beneficios, como por ejemplo, actúa como un agente quema-grasas durante la actividad física. Por todo ello, las naranjas son aconsejables para todas las personas, y aún más para las personas que desean guardar la línea.

Incluso las frutas con mucha azúcar, como puede ser el mango, contienen sustancias que ayudan a la prevención de tumores y afecciones crónicas. Además, poseen un importante y elevado poder antioxidante. Muchos de estos antioxidantes son específicos de una fruta concreta, por tanto, es muy aconsejable tomar frutas variadas y de diferentes colores para poder beneficiarse de cada componente antioxidante.

En resumen, es saludable ingerir frutas a cualquier hora del día sin temor a engordar. Una excelente idea es incluir algunas frutas en una ensalada o en un primer plato entrante, de modo que se preparen los jugos gástricos antes de tomar los alimentos, además de sentirnos saciados más pronto. Tomarla a media mañana o a media tarde también resulta ser un complemento ideal.